Nace el 5y6

Nace el 5y6

Por: -Herman-Chiquitín-Ettedgui-(+)

(miembro del Salón de la Fama del deporte venezolano Baluarte de la Venezuela Deportiva y hombre polifacético que dejó a su paso honda huella, nació en Puerto Cabello  el 31 de julio de 1917 y desde 1922 se radicó en Caracas, ciudad en la que estudió y creció. Murió a los 94 años de edad  el 17 de junio de 2012)

Nace el 5y6

Por supuesto que nuestra hípica, como la de todo el mundo, se basó en las apuestas para su estabilización y progreso. Pero íntimamente, los comienzos de nuestro hipismo fueron verdaderamente deportivos. Por ello hemos contado y seguimos contando muchos sucesos, anécdotas, pasiones muchos esos, anécdotas, pasiones y todo cuanto hicieron los pioneros que, hace más de un siglo, contribuyeron con su entusiasmo y su dinero para el progreso de las carreras de caballos.

Nos da verdadero gusto encontrar en y viejos periódicos y revistas  son tan inverosímiles, tan fantasiosas, que cuesta creerlas. En esas investigaciones encontramos casos como el de la yegua madre Patois y no llegamos a    explicarnos como fue posible que, a los británicos se les haya “escapado” tan noble animal. Patois ha sido, sin duda, la más sobresaliente de las yeguas madres de nuestra cría. Todos sus hijos, sin excepción, han sido formidables campeones.

Nuestros expertos en cuestiones de cría, cruces, padrillos, yeguas madres, estudiosos de los más severos registros genealógicos, lo pensarán varias veces para aceptar que Patois era hija de Dante, por Nearco en Rosy Legend en Dialect, por Hyperion. Vamos a decir a ustedes que Dante, Nearco y Hyperion figuran en la historia de las carreras de caballos entre los de mayor prestigio. Su primer producto, para señalar únicamente uno, fue el crack pistero Lavandero, cuyo padre fue Le Levandou. Lavandero por su lado, fue uno de nuestros más prestigiosos sementa1es.

Sorprendentemente hemos encontrado, en nuestros estudios genealógicos, nombres de sementales linajudos. Para muestra señalamos al caballo Knockando, jefe de raza, semental que produjo al formidable caballo criollo Burlesco en un cruce con la yegua Mary Pickford, pistera chilena que aquí, en El Paraíso, ganó tres de las cuatro carreras que disputó.

Hace poco el periodista hípico Otto Mosqueda me preguntó con que caballos iniciaría yo una lista de los mejores purasangre nacidos en Venezuela. Por fortuna su pregunta fue concreta y severa. Le respondí que, si tuviera que nombrar los grandes caballos nacionales, necesitaría un amplio estudio y seria sumamente difícil no cometer injusticias al señalarlos. Pero como Mosqueda preguntó por los ejemplares que iniciarían la lista me limité a dar los nombres de los dos primeros grandes campeones que, a mi juicio, representan la flor y nata de nuestra recría del purasangre: ¡Burlesco y Gradisco! En mi mente danzaron decenas de ejemplares gloriosos, pero tuve que someterme a la pregunta del acucioso comunicador hípico ¡Burlesco y Gradisco!

El primero logró ganar 20 de sus 22 carreras. Mientras que Gradisco ganó sus primeras 17 carreras. En su confrontación número 18 sufrió fractura de sus miembros y concluyó así, su brillante campaña. De todas maneras, para satisfacción de los aficionados de la segunda mitad del siglo XX, nos da gusto ofrecer estos nombres: El­ Gran Sol, Socopó, Gran Tiro, Victoreado, Ségula C, Blondy, Canelo, Lavandero, Catire Bello, Gelínotte. Esta Última, competidora de raza, valiente hasta la exageración, ha sido sobresaliente ¿La mejor? ¡Quizá! De cualquier manera  servirá el concepto para polémicas, todas constructivas.

“Pool” se llamó el gran juego de las mayorías, sustituido por el “5 6″; una docena de años más tarde. Oficialmente este juego, originario de Puerto Rico, se hizo popular a partir de la reinauguración del hipismo en 1932. Antes, en 1913, se inició con ‘.papeletas”, colocando un ejemplar en cada carrera. Era una apuesta particular, como también lo era el juego de “dupleta”, popularizado en la década de los treinta.

Pero el Pool volvió por sus fueros después del receso entre 1914 y 1920, siempre en forma no oficial, lo mismo que otras apuestas vecinales. No había necesidad de ir al Hipódromo, pero tampoco se le podía hacer promoción. La gente lo olvidó junto con el cierre de la temporada de 1928. Pero con la reinauguración de las temporadas hípicas, en 1932, el señor Alfonso Cabezas, hípico puertorriqueño, obtuvo la concesión y administración del Pool Oficial.

Como yo lo recuerdo era un juego de Papeletas, al principio, y luego de Papeletas y Cuadros. Los formularios costaban un mediecito (Bs. 0,25), es decir, cinco centavos. El sellado era de un bolívar y en las papeletas se colocaba, escrito, el nombre de un solo ejemplar. Las llaves valían como un solo caballo. Después se oficializó el juego de cuadros.  También existió el juego de Tripleta, el cual podía sellarse en el propio Hipódromo.

El formulario valía un medio (Bs. 0,25) y la sellada un bolívar, igual que las papeletas. En el juego de Cuadros se podía poner varios ejemplares en una carrera y se multiplicaba. Un cuadro de Bs. 4.00 (cuatro bolívares), por ejemplo, podía hacerse con cuatro líneas y en las otras dos carreras, dos caballos en cada una, o bien cuatro caballos y cinco líneas. El juego sufrió varias modificaciones, incluso en una oportunidad se sumaban los caballos en las tres primeras carreras y luego se multiplicaba la suma por los caballos que se pusieran en las tres últimas.

Ejemplo: Cinco caballos en la primera; tres en la segunda, dos en la tercera. La suma era de Bs. 10 (diez bolívares), pero en las tres últimas se ponían líneas y el cuadro costaba diez bolívares. Todos los años, prácticamente, se modificaba el reglamento, pero el que más tiempo duró fue el de multiplicación por número de caballos en cada carrera. Explicación: Dos caballos en cada carrera, de la una a la sexta, daba un total de 2x2x2x2x2x2= Bs. 64 (sesenta y cuatro bolívares).

Una vez en 1944, el público, arengado por el narrador hípico e importador de caballos, Luís Plácido Pissarello, protestó airadamente porque ganó el caballo Cascabel después de haber llegado último. Fueron destrozadas muchas instalaciones, entre ellas las taqui1la, parte de las tribunas., barandas, sillas y apedreadas las casetas de los Comisarios y Jueces.

Se suspendieron las carreras ese día y tras dos semanas de “asueto” se reanudó el juego en enero de 1945 con el nombre de 5y6, con la misma reglamentación del Pool. Es decir, “el mismos musiú con diferente cachimbo”. En 1958, poco antes de desaparecer el hipódromo El Paraíso para dar paso a La Rinconada, en el viejo óvalo hubo también tremendas protestas por la derrota y triunfo del caballo Montecristo. Con Gustavo Ávila.

Montecristo en 1.400 metros, partió por el 14 (malísimo) y perdió. La semana siguiente el mismo Montecristo, con Milton Barra, en la misma distancia, saliendo por el uno (magnífico) ganó de punta a punta. Los aficionados no consideraron los atenuantes y protestaron ruidosamente, obligando a paralizar la reunión. Hubo huelga, casi general, pero la voluntad del gran hípico Julián Abdala, salvó la situación y se hizo una reunión dominical, los que evitó el paro hípico.

Volviendo al “Pool”, el dividendo más bajo se registró en 1934, en un domingo muy accidentado: Estoy recurriendo a mi memoria y no puedo unir todos los sucesos. Pero recuerdo que el caballo Normay, montado por Jesús Elías Rodríguez, derribó al jinete y chocó contra otros ejemplares, entre los cuales estaba el favorito Odelco. Los comisarios anularon la carrera. Otras de las pruebas fueron suspendidas por oscuridad después de una partida en falso, según me parece recordar.

Lo cierto es que el Pool pagó con cuatro, todos favoritos, y con tres. El formulario valía un medio (Bs. O.25) y la sellada un bolívar (Bs. 1.00). Acertó casi todo el mundo y el dividendo de los de tres caballos fue de un bolívar con tres centavos (Bs. 1,15). ¡Los ganadores perdieron dos centavos en el negocio!

Para finalizar, debemos explicar que por muchos años, el escrutinio del Pool se hacía manualmente en el propio Hipódromo de El Paraíso.

La administración de) Pool la hacía el señor Alfonso Cabezas, pero después de la muerte de Gómez, la nueva directiva resolvió administrar el popular juego. Debemos aclarar que durante la actuación del señor Cabezas, no se conocieron anormalidades. Después de varios años se canceló el juego de Papeletas. Tanto el “Pool” como el “5y6” se jugaron por el sistema de cuadros, siempre por el sistema de multiplicación con base de un bolívar.

A pesar de que ha pasado casi un siglo de Pool y 5y6, puede afirmarse que estos juegos siempre fueron populares, de tal forma que su éxito siempre estuvo ligado con el progreso y la estabilización de toda nuestra hípica. Actualmente al 5y6 Tradicional se agregó el Sy6 Electrónico. Los juegos que siempre se han mantenido son Ganador y Placé, habiendo desaparecido el Show (cualquier puesto entre los tres primeros), la Mutual (primero y segundo lugares) jugando únicamente seis números; las Papeletas las Tripletas y el Descarte.

Nota: En el juego de Descarte los boletos ganadores acertaban si el ejemplar apostado ganaba o llegaba detrás del descartado. Por supuesto que no se podía apostar al caballo descartado. Los juegos de Dupletas, popularísimos exteriormente, es decir con carácter vecinal, nunca fueron patrocinados oficialmente. Asimismo La Banca Suiza siempre fue una apuesta prohibida, apuesta que ha persistido a pesar de ser ilegal. Una de las apuestas más importantes es la de Vende Paga, donde el concesionario es provisto de máquinas iguales a las que funcionan en el propio Hipódromo. Sin embargo, estos agentes oficiales del Hipódromo manejan y operan también las jugadas ilegales, preferidas por el público apostador por ofrecer mejores dividendos que los oficiales.

Por supuesto que esta jugada ilegal, que favorece al apostador, es posible porque los infractores no tienen ninguno de los enormes gastos que son obligados para el funcionamiento de los hipódromos: establo y manutención de los purasangre de carreras; premios para los propietarios de los caballos; gastos de veterinaria; seguros, trofeos, empleados para el funcionamiento de los recintos hípicos; sueldos de oficiales, comisarios, secretariados, oficinas, caballerizos; preparadores, jinetes, agentes secretarios, handicappers, oficinas en general, impuestos sobre la renta y municipales.

En fin los que ofrecen prebendas a los apostadores son, por supuesto, los grandes enemigos de la hípica en general. No obstante, contra todos los inconvenientes, muchos inimaginables, nuestras carreras de caballos han subsistido y enriquecido un espectáculo emocionante y cautivador.

Los directivos actuales han protegido la jugada ilegal y han dado un golpe mortal al 5 y 6, siendo el factor multiplicador prohibitivo para el pueblo apostador. Antes de finalizar, contaremos que así como en el Pool y 5y6 las apuestas eran a base de verdaderas insignificancias, todo va de acuerdo con los enormes aumentos en el costo de la vida.

Por ejemplo, un formulario que costaba antes un mediecito, o sea cinco puyas. Ahora vale un Potosí. Todas las apuestas son con carácter factor multiplicador de miles de bolívares. Es decir, antes el que jugaba el 5 y 6 o Pool lo hacía para convertirse en millonario. Ahora, para apostar al antiguo popular juego, hay que ser millonario.

Es digna a pesar de lunares extraños, nuestra historia hípica. Me gusta recordar los momentos emocionantes y gratos de esas carreras de caballos por donde han desfilado tantos deportistas, verdaderos apasionados que han disfrutado grandes triunfos. Los nombres de ejemplares resistentes, veloces, atropelladores, suenan gratamente en los oídos de quienes toda la vida hemos estado metidos, prácticamente, en las ruidosas y veloces patas enloquecidas de los potros que buscan en su medio natural, el galope, las delicias de la victoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s