¡Señores se cayó Betulio! fue Joselo no Thoddé

 

Por: Mario Cardozo Grimaldi 18/10/2009

 

 

Fue Joselo no Thoddé

 

 

Desde unas semanas después que el Presidente Chávez dijo una mentira y teniendo los elementos en su mano para aclararla, no lo hizo, borramos de nuestra agenda al programa Aló Presidente porque no sabemos cuántas otras mentiras dirá y nosotros desconocemos el tema. Pero a lo cual haremos referencia hoy podemos asegurar que tenemos la verdad verdadera. En esa ocasión nuestro amigo y colega José Gregorio Zambrano Aguilar, actual Presidente Director del Circuito YVKE Mundial 550, para ese momento Asistente del Presidente de la República, le enviamos de inmediato una correspondencia donde explicábamos el tema para que se lo hiciera llegar al Presidente. Nos quedamos esperando la rectificación que nunca se produjo. Violándose el sagrado derecho de réplica con una persona que ya no está en este mundo.

Y no fue una réplica caprichosa pues iba acompañada de todos los elementos necesarios que comprobaban lo falso del comentario. No como una que recibimos una vez en la cual un bobo de oficio reclamaba un derecho a réplica de un escrito nuestro en el cual no se le mencionaba por parte alguna. Como fracasó en ese intento inoculó su aguijón venenoso al propietario de un caballo campeón del cual habíamos hecho algunos comentarios, quien nos envió una correspondencia. Magnífica oportunidad para demostrarle al bobo que no se justificaba la reclamación. Para que aprendiera como se atiende una solicitud semejante. Total que terminamos amigos del propietario y falló la maldad del bobo. Nuestro trabajo nunca se ha basado en la mentira.

Un día visitamos a nuestros amigos de Radio Continente Maracay con la intención de conversar con Mateo Alonzo acerca de un paquete chileno que nos metió un “amigo”. Ya íbamos a ingresar a su oficina cuando escuchamos una voz que conocíamos. Se trataba del dirigente sindical perteneciente al magisterio, miembro de la moribunda CTV, Jesús Ramírez. Decía que él había estado en la pelea donde Miguel Thodeé, en la narración, había dicho aquella famosa frase: “Una derecha de Betulio, una izquierda de Betulio, Una derecha de Betulio, una izquierda de Betulio ¡Señores se cayó Betulio! Le contamos la verdadera historia y reconoció que había caído en un error que corrigió de inmediato. Presentó las correspondientes excusas en forma caballerosa.

Ahora la peor versión que todavía no comprendemos por qué lo hizo corresponde al también amigo Pepe Delgado Rivero, quien ha recorrido muchos bosques sin escoger cuál será el árbol donde se colgará de manera definitiva. Entiéndase que lo decimos de manera figurada. Hacemos el comentario porque ha sido narrador de béisbol, narrador de carreras de caballos, propietario de una televisora en sociedad con el licenciado José Luis Simancas y otras actividades en el mundo deportivo. No recordamos el evento, creemos que fue la Copa América, pero no estamos seguros. Lo cierto es que Pepe dirigía el equipo que transmitiría por TVS. Por ese motivo fue entrevistado en un programa que salía al aire por VTV en horas de la mañana y que afortunadamente fue eliminado por lo tedioso y parcializado del mismo. Al moderador, cuyo nombre no recordamos, lo trasladaron al noticiero del mediodía y tampoco dio resultado positivo. Lo cierto es que no sabemos por cuál motivo surgió el tema de Betulio que ustedes conocen. Con ínfulas de dominador de la situación, de conocedor de la materia, Pepe dijo algo así: “Si como no, yo recuerdo perfectamente esa pelea y esa situación”. Recordaba algo que nunca sucedió

El moderador, más desconocedor que Pepe del tema, preguntó: ¿Qué crees tú que paso ahí?.

Con una sonrisa burlona, con autosuficiencia Pepe, casi en susurro, cometió la infamia, al responder más o menos de esta manera: “Es muy sencillo. Miguel Thoddé había apostado a Betulio y veía únicamente los golpes que lanzaba el venezolano”. Nunca en tan pocas palabras se habían dicho tantas mentiras. Miguel no pudo apostar en una pelea que no existe. Tampoco pudo ver golpes que nunca se lanzaron.

Hay un detalle que pasa desapercibo. Por qué ninguno de los que vieron u oyeron la presunta pelea ha dicho jamás ¿Cuál fue el contendor de Betulio? ¿En qué ciudad se efectuó el supuesto careo? ¿En qué fecha? Estas interrogantes pudieran ser respondidas por Pepe, pues si supo del movimiento de apuestas, que son de persona a persona, mucho más fácil le deben resultar las preguntas que formulamos. Y no nos vengan a decir que fue contra Guty Espada, donde realmente cayó Betulio, pero el narrador fue Delio Amado León. Nos gustaría ver el vídeo con la voz de Miguel narrando que Betulio cayó y las reseñas de prensa comentando el acontecimiento

Para nosotros Miguel Thoddé, como lo hemos afirmado en varias ocasiones, fue como un hermano mayor. Varias veces trabajamos juntos y cultivamos una gran amistad. Como es lógico hasta peleamos en varias ocasiones pero siempre imperó el respeto mutuo y la amistad. Como todo ser humano tuvo sus defectos y sus virtudes. Ya Miguel no está en este mundo y si oyó lo que dijo Pepe, ha debido revolcarse en su tumba. Como él mismo lo decía, no era candidato al coro celestial. Jugaba su dominó al cual siempre se le pone algo. Hacía su cuadrito de 5y6. Tenía unos amigos italianos con los cuales jugaba bocheta, pero no era un jugador compulsivo. Su trabajo siempre lo hizo con honradez. Muy profesional. No lo mezclaba con otra cosa, menos con el juego. La gran pasión de Miguel fue su familia.

Poco después del comentario de Pepe llámanos al moderador para aclarar el asunto. Totalmente confundido nos contestó que eso era algo anecdótico, cuando apenas comenzábamos a explicar, agregó que estaba muy ocupado y nos remitió a su productora de radio, la cual nada resolvió.

En una ocasión estábamos en una parrillada efectuada en la caballeriza de Rigoberto Palencia donde Miguel tenía dos caballos. Dentro del grupo vino Toby Moy, cuñado del colega Omar Hernández. Desde que llegó comenzó a narrar: “Una derecha de Betulio, Una izquierda de Betulio. Una derecha de Betulio, Una izquierda de Betulio” ¡Señores se cayó Betulio!

Miguel, que en aquel momento jugaba dominó y parece que estaba perdiendo, se levantó y se fue directamente a la mesa donde estaba Toby, sin alterarse le dijo: “Mire amigo, yo jamás transmití una pelea donde cayera Betulio”. Le echó el cuento y sentenció: “Si sigue en eso, quien va a recibir, la derecha, la izquierda y se va a caer es usted”. Toby no volvió a hablar en el resto de la tarde. Solamente abrió la boca para los tragos y la suculenta parrillada. Se comió dos churrascos y un T-Bone. A Omar le sirvieron parrillada de carne molida que era su favorita.

José Díaz Márquez, el popular Joselo, era para el momento el mejor humorista del país. El talentoso artista encabezaba como primera figura el “Show de Joselo” que gozaba de mucha sintonía. Escribía el libreto Menéndez Bardon, muy amigo de Miguel Thoddé. Cada semana incluía en algún sketch un chiste, un comentario, algo que tuviera que ver con Miguel. Joselo interpretaba el papel de Canuto, copeyano empleado de un ministerio que siempre temía que lo iban a botar. Todos los días llegaba con un chiste o un chisme. Cuando le preguntaban qué de dónde lo había sacado, contestaba:”Me lo dijo Miguel Thoddé”.

Así fue hasta el momento que crearon la leyenda. Canuto llegó una vez con el estribillo:”Una derecha de Betulio, una izquierda de Betulio, Una derecha de Betulio, una izquierda de Betulio” ¡Señores se cayó Betulio! Y lo decía cada semana, cumpliéndose aquello que una mentira repetida muchas veces pasa a ser verdad. Por eso tanta gente dice que la escuchó y es cierto. Pero no fue en la voz de Miguel. Ni en pelea alguna. Fue en el “Show de Joselo”. Lo que pasa es que Thoddé narró muchas de las peleas de Betulio González pero el marabino no cayó en ninguna de ellas. Hubo una situación en la cual Betulio dio la espalda y Thoddé fue muy duro con él. Tuvimos oportunidad de preguntarle en la oficina de Miguel, a Betulio, por qué lo hizo. Sin inmutarse, contestó: “Es que los coñazos duelen mucho y los recibo yo. Puñalada en cuerpo ajeno no duele”.

De esa manera nació lo de pelea que ninguno vio porque nunca se efectuó pero que muchos dicen haber estado presentes o la escucharon por radio o televisión. Esa es la verdad absoluta.

Como los asistentes y los directores siempre pagan los errores del jefe, Chávez dirá que José Gregorio o “El Gocho”, como él le llama, nunca le entregó esa comunicación. Peligroso es Pepe Delgado Rivero porque es impredecible. No queremos pensar que cobijaba algún resentimiento en contra de Miguel Thoddé. Creemos que Pepe no es persona para algo así. Seguimos pensando que fue una ligereza para quedar bien pero lo hizo con una persona que ya no está en este mundo y sin tomar en cuenta que con esa falacia estaba mintiendo y perjudicando a un ausente indefenso. De haber sido cierto era de mala leche. Peor al ser algo falso de toda falsedad. Ahí están Juancito Medina, manager del peleador, Joselo y Betulio, que son testigos de excepción. Ellos no ofenderían la memoria de Miguel Thoddé:¡Señores, buenas noches!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s